Este sábado 20 de marzo entró el equinoccio de primavera al hemisferio norte del país. 

El equinoccio es un fenómeno que solo ocurre dos veces al año y consiste en que la noche y el día duran prácticamente lo mismo: 12 horas.

Según la NASA, este evento ocurre cuando el Sol se sitúa en el plano del ecuador de la Tierra, es decir, sobre la línea imaginaria que separa los dos hemisferios, el norte y el sur. El Astro Rey alcanza esta particular posición solo dos veces al año: en marzo (entre los días 19 y 20) y en septiembre (entre el 21 y el 24).

Además, la llegada de la primavera representa el renacimiento de la naturaleza pues las plantas comienzan a florecer y la vida en la tierra comienza a brotar por varias energías.

Desde hace décadas, existe un ritual que consiste en ir a «cargarse de energías» en antiguos centros ceremoniales. Esta se considera una de las fechas más esperadas de todo el país, pues en gran parte predomina el calor y el buen clima. 

Cada año, las personas reciben el equinoccio con rituales espirituales y en lugares representativos, como es el caso de Yucatán.

Las personas se reúnen en la zona arqueológica de Dzibilchaltún, donde Kin, el dios maya del sol, se hizo presente en el Templo de las Siete Muñecas.

Este año, se prohibió la visita de los turistas por la contingencia sanitaria de la covid-19, sin embargo, fueron compartidos videos y fotografías donde se observa este fenómeno.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *