El Banco de México (Banxico) decidió mantener la tasa de interés referencial en 4%, en una decisión unánime, citando la necesidad de consolidar una trayectoria decreciente de la inflación hacia su objetivo del 3% y en medio de un balance de riesgos más equilibrado para la economía local.

Manuel Díaz Mondragón, presidente del Instituto de Asesoría en Finanzas Internacionales explicó a La Silla Rota: «En tasas de intereses, las familias se van a enfrentar con el tema del costo del dinero y de ellos dependerá si usan su dinero para gastarlo, para ahorrarlo o para invertirlo».

«Si las tasas de interés son bajas de manera regular se reactiva el consumo, las familias no quieren tener dinero en las instituciones financieras que de manera regular pagan interés negativo, pero van a ganar aumentos de precios y va a haber reducción significativa de poder adquisitivo». 

Abundó en que, las familias al no tener su dinero en el banco la única opción es aumentar el consumo y con ello se aumenta la actividad económica; sin embargo en los últimos años tanto en Estados Unidos y otros países esta parte teórica de que a menor tasas de interés se reactiva el consumo por desigualdades económicas y por el bajo nivel salarial que tienen los consumidores de ahí que haya propuestas para salario mínimo general para todos. 

El especialista dijo que al tener una inflación de más de 6% se hubiera esperado que la tasa de interés se incrementará; «si la gente mete su dinero al banco tendrá menos ganancia, pero la realidad es que el dinero está alcanzando para comprar menos».

Por su parte, Jorge Sánchez, director de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) comentó: «Banxico mantiene su tasa de referencia después de una etapa de baja porque ha visto ciertas presiones inflacionarias ocasionadas por el tema de los hidrocarburos. Sin embargo, es importante recordar que México es de los países en el Mundo que tienen una de las tasas más altas de interés así que ojalá que cuando el ciclo de inflación regrese a la normalidad pueda retomarse el ciclo de bajar más las tasas de interés para ayudar a reactivar el crédito».

Banxico dijo que las expectativas de inflación para 2021 aumentaron, mientras las de mediano y largo plazos se mantuvieron estables en niveles sobre la meta de 3%, y explicó que su decisión consideró «la necesidad de consolidar una trayectoria decreciente para la inflación general y subyacente hacia la meta».

En abril, la inflación interanual de México se aceleró a su mayor nivel desde finales de 2017, a un 6.08%, reforzando expectativas de que la Banxico dejaría sin cambios la tasa de interés interbancaria el resto del año.

El Banco de México tiene la tarea de realizar movimientos en las tasas de interés, para mantener la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, lo que impacta en otras variables económicas como la inflación y el crecimiento económico.

¿Qué pasa cuando Banxico baja la tasa de interés?

Cuando el Banco Central decide bajar la tasa de interés, los créditos se vuelven más baratos, ya que los bancos tienen como referencia la tasa del Banxico. En sí, el objetivo principal de este movimiento es la búsqueda de un mayor consumo por parte de las personas y empresas para impulsar la economía.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *