Campesinos están falleciendo en sus viviendas debido al coronavirus y a la escasa infraestructura hospitalaria en la zona rural, aseguró Luis Gómez Garay, dirigente nacional de la Unión General Obrera, Campesina y Popular, A. C. (UGOCP).


Señaló que la vacunación será un reto para el gobierno mexicano, ya que en la zona rural no existe infrestructura para mantener en enfriamiento las dosis.


“La gente se muere en su casa, se sienten mal y no queda más que resignarse. El campo es donde menos infraestructura hospitalaria hay, donde no hay clínicas, donde el personal médico es escaso y las personas tienen que viajar 45 o 50 kilómetros para que lo atiendan, eso es un problema. Dicen que la vacuna tiene que estar a 80 grados bajo cero pero no se tiene esa infraestructura con los campesinos”.


Denunció que el 2021 será complicado para el campo mexicano, ya que el gobierno federal realizó recortes presupuestales a dicho sector
“Solo quedaron 10 programas de más de 200.

Técnicamente dejaron el mismo presupuesto, el problema es que no se canalizará al desarrollo productivo ya que no hay programas para ganadería, acuacultura, desarrollo apícola ni otros”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *