Después de poco más de 3 horas de debate en lo general, con posturas irreconciliables, este dictamen fue aprobado con 316 votos a favor, 129 en contra y 23 abstenciones. 

Los legisladores reservaron un promedio de 200 artículos que se refieren principalmente a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal.

CHOCAN MORENA Y OPOSICIÓN POR DICTAMEN DE CANNABIS

Aunque Morena empujó la aprobación del dictamen para la regulación del cannabis en términos jurídicos y de salud, apegado a los cambios que solicitó la Corte para garantizar el derecho lúdico de los consumidores sin ser criminalizados así como el derecho de enfermos a su consumo en términos de salud; los partidos de oposición refutaron sus argumentos y decían no.

El debate del tema se abrió con una moción suspensiva que solicitó la bancada del PRI por considerar que el dictamen no se apega a los requerimientos de la Corte y privilegia la recaudación de impuestos por producción de cannabis, por encima de las adiccionesMorena rechazó la propuesta.

LEGISLADORES DE OPOSICIÓN SEÑALAN ERRORES

La diputada por Movimiento Ciudadano Martha Tagle adelantó el voto en contra y presentación de reservas. «Hay que despenalizar la posesión para consumo, no podemos seguir dejando en manos de policías y ministerios públicos la persecución de los consumidores; ellos deben perseguir a quienes promueven el tráfico ilícito», dijo. Y rechazó la facultad que se le daría que al Estado para «entrar a las casas de los consumidores» para verificar el número de plantas en posesión.

Agregó que en el tema de las licencias integrales se perjudica a comunidades de campesinos «esas licencias están pensadas en una industria que no está desarrollada en nuestro país, y se margina a productores mexicanos».

La perredista Frida Esparza destacó que el dictamen no cumple con los planteamientos que marcó la Corte que pidió «la modificación de la Ley General de Salud para que se garantice el libre derecho del desarrollo de la personalidad», dijo. Y consideró que ceder en las funciones de un instituto que sería especializado en el cannabis para dejar esa responsabilidad al Conadic por razones de austeridad es ilógico. «Todo consumo no necesariamente significa un consumo problemático, además ese Consejo nunca ha emitido una licencia ni emitido un permiso», señaló. Por lo que advirtió que de aprobar el dictamen se pone en riesgo las tareas preventivas en términos de adicción.

La diputada independiente Ana Lucía Riojas acusó que «se busca convertir el uso de sustancias en un negocio y no en un derecho». Y la bancada del PAN reafirmó que Conadic no debería asumir además las tareas regulatorias. «No estamos de acuerdo en convertir al país en un nuevo productor de drogas privatizando las ganancias», por lo que también adelantó el voto en contra más importante reserva de artículos.

LOS ARGUMENTOS DE MORENA Y ALIADOS

Rubén Cayetano, integrante de la Comisión de Justicia, afirmó que el dictamen garantiza seguridad y desarrollo a la industria cannábica. «Es congruencia con el Plan Nacional de Desarrollo, tiene un enfoque de justicia social y va a lograr una justa distribución de los impuestos recaudados». Y calificó que el actual modelo que califica a esta planta como una sustancia psicoactiva, es prohibicionista.

La también morenista Carmen Medel, de la Comisión de Salud, defendió que el dictamen se apega a la minuta que envió el Senado. Consideró que aporta a una regulación eficaz del mercado de las drogas, que abre la puerta a nuevos sectores productivos y agrega una definición de cannabis psicoactiva para dar una definición jurídica.

El partido Verde respaldó a la bancada oficialista. El diputado Marco Gómez aseguró que no se criminaliza a los consumidores y se marcan reglas claras para este nuevo mercado. «El consumo de cannabis y sus productos seguirán en el mercado formal e informal como ocurre en diversas partes del mundo». Y advirtió que en términos de salud aumentará el número de consumidores de la planta por lo que propuso una campaña información para este sector.

La diputada Cynthia López Castro, del PRI, acusa que el dictamen tiene acusa graves deficiencias, por lo que aprobarlo en estos términos sería grave irresponsabilidad.

«Por un lado va mucho más allá en el mandato de la Corte al permitir el autoconsumo, abre la puerta a una regulación apresurada y caótica de actividades como la producción, distribución, comercialización recreativa», explicó.

Agregó que el dictamen también se queda corto en definiciones y previsiones vitales para evitar excesos.

FUENTE: E CONSULTA VERACRUZ

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *