La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha iniciado una investigación al respecto, según la Dirección General de Sanidad danesa.

Las vacunas contra el coronavirus, covid-19, ya son un hecho en el mundo. Sin embargo, pese a que han salvado miles de vidas, aún salen a flote casos de personas que presentan reacciones adversas o que incluso mueren días después de colocarse una dosis. ¿Son las vacunas? Tal es el caso en Dinamarca, donde la Dirección General de Sanidad anunció la suspensión temporal de la vacuna de AstraZeneca tras registrar «graves casos de trombos» en personas que la habían recibido.

Uno de los casos está relacionado con una muerte, explican en un comunicado las autoridades sanitarias, que resaltan que todavía no se puede concluir que haya una relación entre la vacuna y los trombos.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha iniciado una investigación al respecto, según la Dirección General de Sanidad danesa.

Las autoridades no informaron cuántos reportes de coágulos de sangre había habido, pero Austria ha dejado de usar un lote de vacunas de AstraZeneca mientras se investiga una muerte por trastornos de la coagulación y una enfermedad por una embolia pulmonar.

Según han informado autoridades, otros seis países europeos han suspendido el uso de un lote de vacunas de AstraZeneca.

«Debemos responder a los informes de posibles efectos secundarios graves, tanto de Dinamarca como de otros países europeos», dijo el director de la Autoridad Sanitaria Danesa, Soren Brostrom, en un comunicado.

La vacuna se suspenderá durante 14 días, explicó la agencia sanitaria, que no dio detalles sobre el paciente con coágulos de sangre.

AstraZeneca ha afirmado que sus vacunas son sometidas a estrictos controles de calidad y que no se ha confirmado «ningún acontecimiento adverso grave asociado». Agregó que está en contacto con las autoridades austriacas y que apoyaría plenamente su investigación.

La EMA dijo que hasta ahora no había pruebas que relacionaran a AstraZeneca con los dos casos de Austria.

La Agencia Danesa de Medicamentos dijo que había iniciado una investigación sobre la vacuna junto con los organismos correspondientes de otros países de la Unión Europea, así como con la EMA.

«Es importante subrayar que no hemos renunciado a utilizar la vacuna de AstraZeneca, sino que la dejamos en suspenso», dijo Brostrom.

Milenio

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *