El borrador del plan de la ONU establece el objetivo 2030 para evitar la sexta extinción masiva de la Tierra

Londres, Inglaterra, The Guardian. – Casi un tercio de los océanos y la tierra del mundo deberían estar protegidos para fines de la década para detener y revertir la disminución de la biodiversidad que pone en riesgo la supervivencia de la humanidad, según un borrador de acuerdo de la ONU al estilo de París sobre la naturaleza.

Para combatir lo que los científicos han descrito como el sexto evento de extinción masiva en la historia de la Tierra, la propuesta establece una fecha límite de 2030 para la conservación y restauración de los ecosistemas y la vida silvestre que realizan servicios cruciales para los humanos.

Se espera que el texto, redactado por el Convenio de la ONU sobre Diversidad Biológica, sea adoptado por los gobiernos en octubre en una cumbre crucial de la ONU en la ciudad china de Kunming. Se produce después de que los países no lograron en gran medida cumplir los objetivos para la década anterior acordados en Aichi, Japón, en 2010.

Además de pedir un compromiso para proteger al menos el 30% del planeta, el borrador del plan de 20 puntos, que se ha comparado con el acuerdo de París de 2015 sobre la crisis climática, tiene como objetivo introducir controles sobre las especies invasoras y reducir la contaminación del plástico Residuos y exceso de nutrientes en un 50%.

El borrador del texto ha sido bien recibido por los activistas medioambientales, que han pedido a los gobiernos que traten los objetivos señalados en el acuerdo como el nivel mínimo aceptable al cual apuntar.

El director de Campaign for Nature, Brian O’Donnell, dijo: “El borrador de hoy muestra que los países están escuchando y que reconocen el papel cada vez más importante que debe desempeñar la protección de la tierra y el agua para enfrentar el cambio climático, prevenir la extinción de la vida silvestre y apoyar a las personas y comunidades locales. Este es un primer paso muy alentador.

“Queda mucho trabajo por hacer en los próximos meses para garantizar que se avancen los derechos de los pueblos indígenas, y se incluyan objetivos audaces de conservación y finanzas en el acuerdo final”.

Para 2030, el comercio de especies silvestres debe ser legal y sostenible, de acuerdo con el borrador del documento, que también tiene como objetivo promover la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas y las comunidades locales en la toma de decisiones sobre la biodiversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook