Empresas estadounidenses despidieron trabajadores de forma inesperada en diciembre por primera vez en ocho meses, ya que la pandemia del coronavirus provocó una nueva ola de restricciones a los negocios, alejando a los consumidores de restaurantes, bares y otros servicios.

Las nóminas privadas disminuyeron en 123.000 puestos el mes pasado, según un reporte del procesador de nóminas ADP publicado el miércoles. Se trató del primer declive en las nóminas privadas desde abril.

Los datos de noviembre fueron revisados levemente a la baja, para mostrar un incremento de 304.000 en vez del avance de 307.000 que se había informado inicialmente. Economistas consultados por Reuters estimaban en promedio un alza de 88.000.

  • Reuters

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *