El feminicidio de Alma Guadalupe López Arias levantó al pueblo de Los Mangos que, con el cuerpo de la joven dentro de un ataúd rodeado de flores, bloqueó la carretera federal 180 en el tramo Catemaco- Hueyapan de Ocampo para exigir justicia.

Su madre, Rosa López, con la mirada desencajada, pero con los ojos rojos y la cara hinchada, no se despegó del féretro cruzado en medio de la carretera, postrado frente a la iglesia de la comunidad.

La voz se le quebraba al hablar, como con un nudo atorado en la garganta por saber que ya no verá a su hija, una joven que dejó de estudiar tras terminar el telebachillerato en Los Mangos, su comunidad natal, pero «con toda una vida por delante», según su madre.

A más de 24 horas, la carretera federal CatemacoHueyapan de Ocampo continúa cerrada, pues a pesar de que ya hay un detenido por el feminicidio de Alma Guadalupe, la comunidad asegura que hay más personas involucradas en el delito.

Decenas de automovilistas y conductores de camiones de carga permanecen varados en el punto desde la tarde del sábado 3 de julio, mientras esperan a que los familiares y amigos de Alma Guadalupe retiren el bloqueo.

Alma Guadalupe fue encontrada sin vida en una parcela de la comunidad de Santa Rosa Cintepec, del municipio de Hueyapan de Ocampo el miércoles 30 de junio. Tenía 11 días desaparecida hasta entonces.}

La estudiante de 22 años fue vista por última vez el pasado 19 de junio, cuando salió a las siete de la mañana de Los Mangos para ir con un veterinario al municipio de San Andrés Tuxtla, para comprar medicinas para su mascota.

Tras realizar lo pertinente, Alma abordó un taxi en dicho lugar para regresar a su domicilio. Eran alrededor de las once de la mañana cuando su familia se comunicó por última vez con la joven hueyapense.

Aún en el taxi, Alma le avisó a su hermana mayor que ya se dirigía para Los Mangos, sin embargo, la comunicación se perdió a la altura del municipio de Catemaco. Después, ya nada volvió a saberse de ella.

Esa fue la primera vez que la estudiante faltó a casa, por lo que la situación extrañó a sus parientes que, alarmados, iniciaron su búsqueda de inmediato a través de publicaciones y fotos en las redes sociales.

Pese a que la familia denunció su desaparición a Fiscalía General del Estado (FGE) ese mismo día, las autoridades aseguraron a la familia que debían esperar 72 horas para iniciar las investigaciones.

Al día siguiente, el 20 de junio, familiares y conocidos de Alma Guadalupe bloquearon por primera vez la carretera federal 180 en el tramo que va de Catemaco a Hueyapan de Ocampo, sin embargo, se retiraron rápidamente.

Once días pasaron sin rastro de la joven hasta que su cuerpo fue encontrado en estado de descomposición, con signos de violencias física y sexual, con las manos atadas y semidesnuda.

Según las autoridades, habría sido violada y después asesinada por su feminicida.

POLICÍAS DETUVIERON AL PRESUNTO FEMINICIDA

La tarde del 1 de julio, un día después del hallazgo del cuerpo de Alma Guadalupe, elementos policíacos detuvieron a su presunto feminicida, quien fue identificado como Jesús Antonio «N», dedicado a brindar servicio como taxista.

Jesús Antonio «N» fue detenido en el municipio de Hueyapan de Ocampo por delitos a la salud, sin embargo, opuso resistencia y agredió a los policías, por lo que también se le acusó de ultrajes a la autoridad.

Cuando revisaron su unidad, los uniformados encontraron objetos que lo vinculan como presunto responsable de la desaparición y posterior feminicidio de Alma Guadalupe López Arias.

LOS MANGOS EXIGE JUSTICIA

Unido con los familiares de la Alma Guadalupe, habitantes de Los Mangos arribaron a la carretera federal 180, conocida también como la Costera del Golfo, para bloquear la circulación entre Catemaco y Hueyapan de Ocampo.

La protesta, que continúa en el punto, se registró luego de la detención de Jesús Antonio «N» como presunto feminicida de la joven, sin embargo, sus familiares exigieron a las autoridades que continúen con las investigaciones, pues creen que hay más involucrados en el crimen.

«Yo exijo justicia porque me quitaron a mi niña, que pague el que le quitó la vida, por favor, que pague, con su vida o como sea, que se haga justicia, porque me quitó a mi niña que tenía toda una vida por delante», declaró la madre a medios de la zona durante el bloqueo.

Aunque hay versiones que indican que el presunto feminicida podría ser ex pareja sentimental de la joven, Rosa López afirmó que su hija nunca le contó nada al respecto. Incluso, habitantes de la comunidad han condenado el rumor en redes sociales. 

Los parientes de Alma Guadalupe desconfían de las investigaciones realizadas por la FGE, sobre todo porque sus autoridades no quisieron recibir la denuncia por su desaparición desde el pasado 19 de junio.

A la par del bloqueo en la carretera, más de una centena de mujeres marcharon por el primer cuadro de Hueyapan de Ocampo para exigir justicia por el feminicidio y seguridad paras las veracruzanas.

Esa misma tarde, el cuerpo de Alma Guadalupe López Arias fue sepultado en el panteón de la localidad de Los Mangos ante una multitud que aún consternada que la despidió con flores y un perrito de peluche que quedó sobre su ataúd.

La manifestación también mantuvo retenido por horas un cargamento de 45 mil vacunas contra la covid-19 que era trasladado a San Andrés Tuxtla y que los manifestantes presuntamente amenazaron con incendiar.

Finalmente, el lote de vacunas fue rescatado por elementos de la Secretaría de Marina con ayuda de personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado. 

El mensaje del pueblo fue claro desde la tarde del sábado: el bloqueo no se retirará hasta que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez arribe a Los Mangos para atender a la familia.

FEMINICIDIO DE ALMA, EL TERCERO EN LOS TUXTLAS

De acuerdo con el Observatorio de Violencias contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana (OUV Mujeres), la zona de Los Tuxtlas sumó dos feminicidios hasta mayo; el de Alma Guadalupe López Arias sería el tercero.

Los otros dos feminicidios fueron cometidos en el municipio de San Andrés Tuxtla y se trata de los casos de Maricruz Chiguil Anota y Yareli; la última, asesinada por un elemento de la Guardia Nacional de Monterrey.

Según el OUV Mujeres, hasta el mes de mayo, el estado de Veracruz acumuló 37 feminicidios, de los cuales seis se cometieron en Emiliano Zapata y Papantla, municipios que encabezan la lista.

En contraste, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), indica que la entidad veracruzana registró 31 feminicidios hasta la misma fecha.

La cifra coloca a la entidad en tercer lugar con más casos a nivel nacional, solo por debajo del Estado de México y Jalisco.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *