La Fiscalía General del Estado y la Policía Científica intentaron entregar restos que no corresponden a Francisco Javier Vargas García y Baruch Grajeda García, desaparecidos en julio del 2016 en el Puerto de Veracruz.

Los cuerpos se encontraron en las fosas clandestinas de Arbolillo, en Alvarado, Veracruz, y aunque la Fiscalía General intentó entregarlos en 2017, en el periodo de Jorge Winckler, la familia pidió otras pruebas genéticas, que les llevó tres años para ser aprobados, y sólo el cráneo corresponde a los dos jóvenes que fueron sacados de su hogar por “policías federales”.

Marcos Josafat Grajeda Hernández, padre de Baruch y tío de Francisco, comentó que realizaron nuevas pruebas de ADN, les apoyó el Equipo Mexicano de Antropología Forense, pues desde que se dio a conocer la localización de la fosa detectaron una serie de irregularidades.

En esa época, declaró, la Fiscalía General anunció la localización de jóvenes sólo en base a credenciales de elector que encontraron en el lugar, sin realizar las pruebas de ADN.

Después, cuando ya  se tenían los resultados genéticos de parte de la policía científica no se los enseñaron el documento en físico, solo de palabra, explicó Grajeda Hernández.

«La Fiscalía del Estado nos quiere entregar restos que no son de nuestros hijos. Lo único que está positivo es el cráneo, lo demás, el cuerpo, es de otras personas, así lo especifica el Equipo Mexicano de Antropología Forense», anunció a los medios de comunicación.

Las familias Vargas García y Grajeda García, expresaron que es «indignante» y «revictimizante» que la Fiscalía les quiera entregar restos de otras personas, incluso, no descartaron la posibilidad de que el cuerpo de sus hijos se haya entregado a otra familia.

«Es una aberración lo que hicieron, revolver huesos, revolver restos de Arbolillo (…) es por eso por lo que hacemos pública esta denuncia, hacemos un llamado a todos los colectivos de personas desaparecidas, especialmente a los que tienen familiares en Arbolillo, Alvarado, para que tengan cuidado de los que les van a entregar o de lo que ya les entregaron”.

El padre de Baruch comentó que se hizo entrega de las pruebas genéticas a la Comisión de Búsqueda que les prometieron una nueva reunión el próximo 15 de mayo para darles una respuesta.

Descartó que en ese momento les puedan dar la totalidad de los restos de sus hijos, porque tendrán que realizar nuevas pruebas de ADN.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *