Adán Vez Lira, integrante del Grupo de Defensores de Los Médanos de La Mancha fue asesinado el ocho de abril del 2020. A un año de su muerte no hay avances en la investigación, su caso sigue impune.

Defensores de Los Médanos de La Mancha recriminaron que la familia y los activistas de la región continúan en riesgo debido a que las amenazas y actos de hostigamiento vinculados al crimen “no han cesado”.

En un comunicado, los defensores reclamaron que la Fiscalía General del Estado de Veracruz y el Gobierno de Veracruz de Ignacio de la Llave no han presentado avances que conduzca a identificar a los autores materiales e intelectuales del homicidio de Adán Vez Lira, acción necesaria como pre-requisito para la impartición de justicia.

“La impunidad que priva en torno a este caso coloca a todos los habitantes y defensores de La Mancha en un estado de vulnerabilidad y amenaza permanente”.

La Secretaría de Gobernación federal y a la Guardia Nacional incumplen con las medidas de protección derivadas de la incorporación de los integrantes del Grupo de Defensores de Los Médanos de La Mancha al mecanismo de protección federal.

Hasta el día de hoy, la comunidad ha sido asediada por vehículos con personas armadas que amenazan la vida, seguridad e integridad física de los habitantes y defensores de La Mancha, denunciaron.

“La inacción y omisión de estas autoridades agrava la situación de riesgo, y su ausencia potencia la impunidad con que actúan quienes ponen en riesgo la vida de los defensores”.

Recriminaron la inacción de la Comisión Nacional de Derecho Humanos, que no han fijado una postura por la inacción que vulnera los derechos de los habitantes y defensores de La Mancha.

“Exigimos justicia por los crímenes cometidos en contra de los defensores de La Mancha, un alto al despojo al que se encuentra sujeta la comunidad, y que se garantice el derecho a la vida y seguridad de los habitantes y defensores”, pidieron.

Existe el interés de despojar a los habitantes de La Mancha de las tierras en su posesión por más de 50 años, para venderlo a capitales inmobiliarios y turísticos que buscan devastar el área.

El ocho de abril del 2020 se informó que el ambientalista Adán Vez Lira fue asesinado a tiros. El cuerpo del activista, fuerte opositor a la instalación de mineras a cielo abierto apareció con impactos de bala en la comunidad de La Mancha del municipio de Actopan.

La víctima era uno de los organizadores del Festival de Las Aves y Humedales, y de la Cabalgata por la Ecología en la región de Actopan.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *