México y Ottawa creen que debe seguir la metodología que contabiliza como 100% originarias de la región las autopartes que cumplan la regla de origen básica de 75% en cualquiera de los tres países y luego se exporten dentro de la región para el ensamble final de un auto, a lo que Washington se opone, al considerar que debería registrarse solo su contenido regional inicial.

De no llegar a una interpretación unificada sobre las reglas de origen en la industria automotriz, México y Canadá perfilan un panel de solución de controversias contra Estados Unidos en el tratado de libre comercio entre los tres (T-MEC), opinaron especialistas en comercio internacional.


El sector automotriz es el más integrado en América del Norte, con exportaciones intrarregionales por 236,000 millones de dólares en 2020 y una caída en ese indicador de 21.5% interanual, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos y la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La discrepancia está en la acumulación de origen para que un producto exportado en la región goce de la eliminación de aranceles.

Fuente: El Economista

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *