• Sucede por crecimiento del tejido endometrial fuera de ese órgano

La endometriosis es una enfermedad que ocurre cuando el tejido endometrial que normalmente crece y se desarrolla dentro del útero, prolifera y se instala más allá en tejidos como los ovarios, la cavidad peritoneal u otras áreas. Se calcula que alrededor del 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva, y entre el 30 y 40 por ciento de las que tienen infertilidad, pueden tener este padecimiento.

Científicos de la Unidad de Investigación en Reproducción Humana de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM y el Instituto Nacional de Perinatología (INPer), estudian el tejido uterino que en una situación normal es sensible a hormonas como el estradiol y la progesterona, pero en el caso de la endometriosis se registra una “insensibilidad” a esta última, encargada de regular actividades relevantes para el funcionamiento de las células uterinas.

Ignacio Camacho Arroyo, integrante del equipo de investigación, explicó que el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero genera muchos problemas en la mujer. Algunos síntomas son dolor intenso durante los sangrados menstruales, las relaciones sexuales, y hasta cuando se orina o defeca, además de que es causa frecuente de infertilidad.

Se trata de un padecimiento importante en términos de salud reproductiva y afecta de manera sustancial la calidad de vida de la mujer, porque prácticamente todo el tiempo presenta dolor, el cual puede llegar a ser incapacitante, refirió el universitario.

La endometriosis es un padecimiento multifactorial que se asocia a factores genéticos o al inicio de la menstruación a edad temprana, aunque también se observa cierta relación con un índice de masa corporal bajo, con aspectos de dieta, o ciclos menstruales menores a 26 días.

De igual modo, con problemas de desarrollo y un fenómeno llamado menstruación retrógrada; es decir, cuando el flujo menstrual en lugar de ir hacia la vagina, va de regreso e invade otros tejidos.

El tratamiento para la enfermedad, de entrada, es la cirugía, porque se deben extirpar las regiones donde el tejido uterino ha invadido. Sin embargo, muchas veces se presenta el problema de la reincidencia.

“Aunque en otro nivel, esto lo podemos comparar con algún tipo de cáncer; en éste, las células malignas invaden otros tejidos, en lo que sería la metástasis, y también en muchas ocasiones después del tratamiento hay reincidencia. En el caso de endometriosis es similar; una cirugía exitosa cambia la vida de la mujer, pero en algunos casos, a pesar de ello, se vuelve a registrar crecimiento de células endometriales fuera del útero”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *