Fuente: Vanguardia de Veracruz

Manzanillo, Colima. – Tras 24 días de estar de recibir atención del personal de salud del Hospital Regional Universitario en Manzanillo, una madre y su bebé fueron dadas de alta.

La madre, de 46 años de edad, llevaba 32 semanas de embarazo cuando acudió al Hospital General Manzanillo con dificultades respiratorias derivadas del coronavirus.

Sin embargo, debido a las condiciones de inestabilidad en el sistema circulatorio de la sangre, fue referida al Hospital Regional Universitario para ser atendida de urgencia.

Debido a sus complicaciones con el COVID-19, fue sometida a una cesárea de urgencia con el apoyo de un equipo multidisciplinario de urgenciólogos, ginecología, medicina interna, enfermería y pediatría.

La bebé nació con peso de un kilo 520 gramos, por lo que fue puesta bajo observación especializada durante siete días con apoyo de oxígeno mediante puntas nasales.

Además de que se tuvo que enfrentar una infección bacteriana por lo que recibió tratamiento antibiótico siete días más, logrando al fin mejoría de salud y recuperación de peso corporal.

Una vez fueron dadas de alta, la recién nacida pesaba un kilo 950 gramos de peso, con edad gestacional corregida de 35.6 semanas, tras haber recibido adecuada evolución clínica, crecimiento y desarrollo.

Por su parte, el padre de la menor, Jacobo “G”, dio su gratitud al personal de salud que nos tendió la mano y siempre estuvieron al pendiente logrando milagros.

Pidió a la población cuidarse del Covid-19 con las medidas sanitarias porque esto es algo serio. Protéjanse y cuiden a su familia a donde vayan; se pueden lograr muchos milagros, pero si nos unimos.

Con información de El Mundo de Orizaba

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *