Un veterano estudiante boliviano de 52 años la hacía de líder y cacique universitario, aunque ya está tras las rejas.

El principal líder estudiantil de Bolivia, señalado por llevar 33 años cursando varias carreras, pero sin graduarse, fue preso por cobrar indebidamente un salario del gremio de los universitarios. “El exdirigente universitario Max Mendoza, por determinación del Ministerio Público, fue aprehendido”, dijo el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo.

Mendoza, de 52 años y presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), “se habría beneficiado de manera irregular” de un salario mensual de 21 mil 870 bolivianos (unos tres mil 150 dólares, 62 mil pesos), según el fiscal de La Paz, William Alave.

Ese salario es similar al de un rector universitario e incluso al del presidente de Bolivia, que gana alrededor de tres mil 500 dólares al mes. Mendoza cursa varias carreras desde 1989, ha reprobado 200 materias y obtuvo cero en más de 100.

El cuestionado dirigente había negado el jueves las acusaciones, a las que tachó de “calumnias”.

“No hemos recibido ni un centavo que no sea de manera correcta y legal”, aseguró. Su caso tomó notoriedad tras una estampida en una asamblea de estudiantes que dejó cuatro muertos y 70 heridos en medio de disputas entre agrupaciones.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.