Rogelio Franco Castán, secretario de Gobierno de Veracruz en la administración de Yunes Linares, fue vinculado a proceso por el delito de ultrajes a la autoridad y por violencia intrafamiliar en agravio de su esposa.

Rogelio Franco Castán, secretario de Gobierno de Veracruz en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares (2016-2018), confirmó desde su cuenta de Facebook que fue vinculado a proceso en la cárcel de Pacho Viejo por el delito de ultrajes a la autoridad y por violencia intrafamiliar en agravio de su esposa.

El exdiputado local y exlíder local del PRD acusó una persecución política de parte del actual gobernador, Cuitláhuac García, y del Secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros. 

“Lo hago responsable de mi seguridad en la prisión, tuve a mi cargo tareas de seguridad y Cuitláhuac sabe que corro un alto riesgo”, dijo Franco.

Este lunes en rueda de prensa, el gobernador, Cuitláhuac García, negó que hubiera persecución política y que será la Fiscalía General del Estado quien determine la presunción de inocencia o culpabilidad del político yunista.

Este lunes, Yunes Linares también envió un fuerte comunicado donde aseguró que su exfuncionario es un preso político. 

“Rogelio Franco es un gran ser humano y extraordinario padre de familia. Fue un funcionario muy eficiente y honorable. 

Su labor como Secretario de Gobierno fue básica para mantener estabilidad política y social en Veracruz”.

Por separado, la exesposa de Rogelio Franco, Guillermina Alvarado, señaló que su exmarido tenía una relación sentimental consentida con la hija de ella e hijastra del propio Franco, en redes sociales, Guillermina dio esta versión para explicar la defensa a ultranza que las hijas de ella han emprendido para apelar a la defensa del político perredista. 

Ayer en reunión en el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, las tres hijas de Rogelio Franco -dos hijas sanguíneas y una que fue adoptada por Franco- pidieron a la Fiscalía General del Estado (FGE) que deje en libertad a su padre. 

Yunes Linares por su parte, insistió en la inocencia de su ex funcionario. .

“Rogelio es un preso político, no es un delincuente; hay que decirlo con todas las palabras, es un líder social que se opone -como muchos veracruzanos- a un gobierno que lleva a nuestro Estado al desastre”.

En redes sociales, Guillermina Alvarado subió fotografías donde aparece con varios hematomas en el rostro. 

Rogelio Franco era candidato a diputado federal plurinominal en las elecciones de junio próximo. 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *