El ataque armado suscitado el 24 de mayo de este 2021, en la localidad de Potrero, en el municipio de Atoyac, sumó un total de cinco personas muertas y dos lesionados de bala.

Entre las víctimas mortales estaba un menor de edad de apenas 17 años que convivía con el resto de las personas de ese comedor que, al parecer, servía como bar clandestino.

Los familiares de los finados identificaron a sus seres queridos en la madrugada de ayer en el servicio forense de la ciudad de Córdoba, a donde fueron trasladados los cuerpos.

Los hechos se dieron en la tarde de ese día en un campo, ubicado en Potrero Nuevo, Atoyac, al respaldo de las oficinas de la sección 23, del ingenio cañero.

Todo apunta que el ataque fue en contra de un sujeto conocido como “Pollo Loco”, dueño del bar donde las víctimas y heridos se encontraban pasando el rato.

Aparte de esa persona, los otros muertos son: José Antonio Cruz García, de 17 años; Rodolfo Abundio, de 52 años; José Luis Rojas Romero, de 38 años y Raymundo Andrade Parra, de 60 años.

La Fiscalía Regional del Estado inició una carpeta de investigación sobre este multihomicidio que, enlutó a la población y a la comunidad de trabajadores cañeros de esa región cercana a Córdoba.

Por ahora, el gobernador, Cuitláhuac García Jiménez mencionó en su conferencia de prensa de ayer en la mañana que era posible que en ese negocio se realizaran actos ilícitos, pero no mostró pruebas.

Testigos señalaron que hombres armados llegaron al antro, ingresaron y dispararon sin compasión contra de los parroquianos que en esos momentos disfrutaban de sus bebidas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *