Los directivos de la empresa Central ADN S.A. de C.V., recibieron, en 2017, 45 mil perfiles genéticos por parte Roberto Cabrera Alfaro, entonces funcionario de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) y posteriormente, primer titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), sin ningún tipo de control, convenio o contrato de por medio, explicó Juan Omar Fierro, periodista de Aristegui Noticias.

La irregular entrega de los perfiles genéticos de miles de personas desaparecidas al laboratorio privado ADN México comenzó desde 2016: la entonces Procuraduría General de la República (PGR) encabezada por Arely Gómez alimentó la plataforma de esa empresa y, más tarde, le entregó miles y miles de datos en dispositivos USB.

Luego hicieron lo mismo la Comisión Nacional de Seguridad, la Policía Federal y las fiscalías de varios estados.

No sólo eso: sin consentimiento de autoridades y familiares, la base de datos con más de 49 mil registros fue presuntamente trasladada a España. Más de un año después, el subsecretario Alejandro Encinas confió a familiares de personas desaparecidas que existía una investigación por el robo de la base de datos genéticos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.