Durante la temporada invernal en Chile, se reportó un alza de casos del virus sincitial respiratorio (VRS) en niños y adultos mayores, siendo una de las peores en los últimos años, por lo que los expertos advierten que este fenómeno podría replicarse en México en los meses más fríos del año.

Respecto a la situación, Sarbelio Moreno Espinoza, director de enseñanza y desarrollo académico del Hospital infantil de México «Federico Gómez» advirtió que lo que ocurre en el Hemisferio Sur es un termómetro para nosotros de lo que ocurrirá en el Hemisferio Norte.

Además, el especialista añadió que el virus sincitial es peligroso pues afecta a dos de los sectores más vulnerables de la población: los adultos mayores y los recién nacidos, principalmente a los prematuros y aquellos con problemas pulmonares o del corazón desde el alumbramiento.

¿Qué es el virus sincitial y cuáles son sus síntomas?

El virus sincitial afecta los pulmones y el aparato respiratorio, causando síntomas parecidos a los del resfriado. Es tan frecuente que, en su mayoría, los niños ya se han infectado antes de los dos años. Si bien en los adultos mayores y los niños sanos los síntomas son leves y se parecen al resfriado común, puede causar infecciones graves en ciertas personas.

De esta manera, en los adultos o niños mayores los síntomas frecuentes son:

  • Nariz congestionada o que gotea
  • Tos seca
  • Fiebre baja
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza leve

En infecciones más graves también se presentan:

  • Fiebre
  • Tos intensa
  • Sibilancias
  • Respiración rápida
  • Color azulado en la piel

Particularmente en los bebés, los músculos y la piel del pecho jalan hacia adentro con cada respiración. Además, los recién nacidos pueden parecer inusualmente cansados e irritables. 

¿Cómo prevenir la enfermedad?

Para prevenir el virus sincitial existen dos vacunas aprobadas, que tienen una eficacia del 60%. Una de ellas es para personas de la tercera edad y otra para madres gestantes. En el caso de las madres, Moreno Espinoza explicó que:

«La desventaja es que los niños se pueden enfermar desde el nacimiento, sobre todo si nacen en la época de otoño o invierno, por eso la estrategia es vacunar a la madre aún embarazada para que los niños tengan anticuerpos al nacer».

Dentro del país desde hace 25 años se usan los anticuerpos monoclonales contra el virus, un método que no induce la formación de anticuerpos como la vacuna, sino que es una inmunidad pasiva.

Hasta hace unos meses era aplicada cada mes a los lactantes en riesgo, ahora puede ser dosificada una sola vez a bebés de hasta ocho meses tengan o no factores de riesgo.

Además de esto, los especialistas invitan a la población a utilizar cubrebocas en espacios cerrados o muy concurridos y evitar el contacto de niños enfermos con otros menores de edad o con personas de la tercera edad, para evitar un mayor número de contagios.

#Diariodelistmo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *