La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que habrá “sanciones severas” para quienes alteren “el orden público”.

 El gobierno del ultraderechista Javier Milei, anunció endurecer la política de seguridad para el control de protestas callejeras en Argentina, en la misma semana en la que implementó un plan económico de ajustes que ha generado el rechazo de sindicatos y organizaciones sociales.

“Las cuatro fuerzas federales, más el servicio penitenciario federal, van a intervenir frente a cortes, piquetes o bloqueos, sean parciales o totales” de calles, carreteras y puentes bajo jurisdicción federal, adelantó la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en conferencia de prensa.

“Toda persona que esté en la vereda no va a tener problemas”, señaló la Ministra, al aclarar que el derecho a la protesta consagrado en la Constitución está garantizado.

Según el nuevo protocolo de orden público, los cuerpos de seguridad federales emplearán “la mínima fuerza necesaria y suficiente y será graduada en proporción a la resistencia” hasta que la vía pública quede liberada.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *