La internacionalista Cynthia de la Portilla dijo que el asesinato del presidente de Haití Jovenel Moise, es algo que nadie se esperaba y es un llamado de atención a otros países, principalmente a los de América Latina.

En entrevista para XEU, mencionó que a pesar de que Haití ha pasado muchas situaciones en política  y que ha sufrido pobreza marcada tanto por dictaduras, desastres naturales y por la pandemia, no se esperaba una tragedia de esta magnitud.

“Es muy complicado pensar que esto viniera necesariamente como un ataque del exterior tratando de deslindar a los gobiernos opositores. El presidente había dicho que iba a llamar a elecciones consistentemente y que no se había logrado”, destacó.

La internacionalista, afirmó que no hay interés por parte de las potencias en ayudar a Haití en el Producto Interno Bruto (PIB) debido a que es una situación lamentable la que se vive en el país caribeño que es una nación que tiene más del 60 por ciento de su población en pobreza.

Finalmente, dijo que un elemento fundamental que se ve es la corrupción pero no es el único, ya que la población se encuentra desesperada porque no han logrado tener transiciones políticas.

Añadió que el magnicidio es un llamado de atención a otros países para «volver a establecer estos sistemas de control y legitimidad constitucional que se requiere en América Latina y el Caribe».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *