Orizaba, Ver.- Por segundo día consecutivo el tránsito vehicular en parte del centro de la ciudad de Orizaba colapsó. La protesta de vecinos por la falta de agua potable en sus tomas domiciliarias continuará hasta “que el ayuntamiento restablezca al 100 por ciento el servicio”. El abastecimiento que se hace a través de pipas es insuficiente. 

Aun cuando hubo intentos de diálogo con los vecinos afectados, la protesta no cesó y ellos continuaron con el cierre de esa vialidad, que, por su ubicación, es estratégica para el paso fluido de vehículos debido a que es una de las calles para sirve para desfogar la circulación que viene del norte de la ciudad. 

La protesta, se precisa, va a seguir hasta que el ayuntamiento restablezca en su totalidad el servicio de agua, el cual suspendieron desde hace un mes. “No tenemos la cobertura suficiente para las labores mínimas en la casa y todo ello afecta el quehacer diario”. 

El cierre del tránsito vehicular en esa calle es complicado debido a que por ella circulan autobuses del servicio urbano de pasajeros, además de camiones de carga que todos los días llevan productos a uno de los cuatro mercados de la ciudad. Ahí mismo, las líneas camioneras tienen paraderos de ascenso y descenso de pasaje, lo que complica más el tránsito.

En tanto el ayuntamiento de Orizaba reiteró que una vez que se concluyan los trabajos se restablecerá el servicio. Este mismo jueves se incrementó el número de trabajadores que participan en la obra.

#Lajornadaveracruz

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *