Las acciones estadounidenses cayeron este jueves en medio de la preocupación constante por el sector bancario y una decisión de aumento de tasas del Banco Central Europeo.

El asediado prestamista suizo Credit Suisse dijo que pediría prestados US$ 53.000 millones al Banco Nacional de Suiza para «fortalecer preventivamente su liquidez» después de que sus acciones se desplomaran este miércoles. Mientras tanto, los reguladores federales de EE.UU. continúan lidiando con la forma de evitar más consecuencias por el colapso de Silicon Valley Bank y Signature Bank.

El BCE dijo este jueves que elevaría la tasa de interés de la eurozona en medio punto, una decisión que podría informar a los inversionistas sobre el llamado a la subida de tasas de la propia Reserva Federal la próxima semana. La herramienta CME FedWatch muestra una probabilidad de aproximadamente el 72% de que el banco central de EE.UU. suba las tasas en un cuarto de punto.

Los inversores también escucharán el testimonio en el Senado de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, a las 10 a.m., hora del este. En declaraciones preparadas, Yellen dijo que el sistema bancario estadounidense «sigue siendo sólido» y que los depósitos bancarios de los estadounidenses están seguros.

Las acciones de los bancos estadounidenses continuaron siendo golpeadas. Las acciones de Wells Fargo cayeron un 1,3%. Las acciones de JPMorgan Chase cayeron un 1,2%.

La construcción de viviendas en EE.UU. aumentó un 9,8 % en febrero con respecto al mes anterior después de cinco meses consecutivos de caídas, según datos publicados el jueves por la Oficina del Censo.

El Dow Jones cayó unos 217 puntos, o un 0,68%.

El S&P 500 cayó un 0,6%.

El Nasdaq Composite cayó un 0,5%.

INFORMACIÓN CNN

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *