Estudiantes de la Universidad Veracruzana (UV) no guardan silencio ante la violencia de género y este viernes una treintena de jóvenes mostró su apoyo a Luz “N”, quien hace unos días presentó una queja por hostigamiento a través de la Unidad de Género, en el procedimiento de levantamiento de acta circunstancial correspondiente. 

Por la mañana, la alumna de la Facultad de Arquitectura de la región Xalapa participó en esta diligencia, acompañada de una representante de la Unidad de Género. Al atender a los medios de comunicación presentes, expresó que, si bien el veredicto no se dará de forma inmediata, por los antecedentes que tiene el docente señalado y por la forma en que ha sido atendida su queja, confía en el desenlace que tendrá este procedimiento. 

Luz “N” compartió sentirse “ansiosa, un poco alterada y nerviosa”; también dijo que se han respetado sus derechos “y me han tratado de la mejor manera posible”. 

Platicó que una de las medidas cautelares implementada por la UV fue darla de baja de las materias que tomaba con el académico, dándole oportunidad de inscribirse en otras para no afectar su formación. 

Alumnas de su Facultad y de otras licenciaturas expresaron su apoyo, algunas en silencio y otras portando carteles

Al hablar de cómo ha sido su experiencia tras presentar la queja, mencionó que “dentro de la Universidad me he sentido segura”, pues sus compañeras caminan a su lado en los cambios de salón y por los pasillos. Y aunque en otros lugares no cuente con esa compañía “no siento miedo”. 

Luz “N” reconoció que en generaciones pasadas había más temor de interponer una queja, porque no existía el “Protocolo para atender la violencia de género en la Universidad Veracruzana” o no había un acompañamiento como el que ahora brinda la Unidad de Género. 

A quienes estén en una situación similar, les animó a interponer su queja de manera formal ante la Unidad de Género (a los correos anojeda@uv.mx y nfalfan@uv.mx), con copia a la dirección de la Facultad. 

“Hay temor de interponer una queja, en las generaciones pasadas porque no existía el protocolo ni la Unidad, se sentían desprotegidos. Ahora ya cuento con esos beneficios de que la Unidad de Género nos respalda”, concluyó. 

Anabel Ojeda Gutiérrez, titular de la Unidad de Género, dependiente de la Rectoría de esta casa de estudios

Procedimiento en marcha 

“El procedimiento se ha llevado en tiempo y forma desde que se recibió la queja y en este momento se realiza el levantamiento del acta”, informó Anabel Ojeda Gutiérrez, coordinadora de la Unidad de Género de esta casa de estudios. “Se citó a la parte señalada, durante este proceso en ningún momento hay confrontación ni careo con la estudiante, ella está acompañada por una representante de la Unidad de Género para evitar revictimización”, agregó. 

Al preguntarle cuánto tiempo pasa entre que se recibe una queja por parte de la comunidad universitaria y el proceso de levantamiento de acta, respondió que 10 días hábiles. 

“Después del levantamiento de acta toda la documentación se va a la oficina (de la Dirección de) Relaciones Laborales, donde se realiza el análisis y la base legal de la resolución. Para eso, en términos legales, (dicha área) tiene 30 días hábiles para emitirla.” 

Ojeda Gutiérrez declaró que la noche del jueves 23 de marzo la Unidad de Género recibió otra queja, también por hostigamiento, contra la misma persona señalada por Luz “N”. El procedimiento para atenderla ya está en marcha.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *