La investigación abarcó la revisión de 52 tipos de empaques.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha dado a conocer los resultados de un minucioso análisis que revela irregularidades en diversas marcas y presentaciones de atún en México.

La investigación, que abarcó la revisión de 52 tipos de empaques de atún, desveló discrepancias entre el contenido real y la información proporcionada en las etiquetas, así como problemas relacionados con el contenido de soya, la cantidad de masa drenada y la falta de sellos de exceso de sodio en algunos productos.

Esta iniciativa de la Profeco, enfocada en garantizar la transparencia y calidad de los productos alimenticios, tuvo como objetivo evaluar el cumplimiento de las marcas con las normativas de etiquetado, verificar la inclusión de sellos por exceso de sodio y asegurar que las imágenes en los empaques reflejen el contenido real.

Entre los hallazgos más destacados, se menciona que ciertas marcas como Herdez, Tunny Premium, Great Value y Precíssimo no cumplían con la cantidad de atún declarada en el etiquetado. Además, productos de marcas como Calmex, Bally Food, K Precio, Mazatun, Agromar Atún Gourmet, Fresh label y Precíssimo carecían de los sellos de advertencia por exceso de sodio. También se encontraron discrepancias en la descripción de productos como Golden Hills y Marina Azul, cuyas etiquetas indicaban atún en trozo pero contenían un porcentaje mayor al permitido de atún en hojuela.

En contraste, Tunny Clásico en trozo fue destacado como el mejor producto evaluado, al no contener soya, aceite ni agua, y ofrecerse a un precio accesible.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *