De manera constante la congregación de Tonalá se quedan sin el servicio de energía eléctrica, debido que la red eléctrica tiene ya 49 años en servicio, coincidiendo con el mismo período en el que no ha recibido ningún trabajo de mantenimiento de manera integral.

El profesor, Darío Martínez Barahona, explicó que desde la introducción de la red en 1971 y su puesta en funcionamiento en 1974, no se ha llevado a cabo la sustitución de cables, postes ni de ninguna otra parte de su infraestructura. 

Darío Martínez Barahona, explicó el origen de las fallas en el suministro.

Esto ha generado graves problemas, especialmente durante la temporada de lluvias y huracanes, que es cuando las tormentas eléctricas y los frentes fríos impactan con fuerza en la costa, provocando cortes de energía. 

Por esa razón es frecuentes que los cables se revienten, las cuchillas se ´boten´, las líneas se sulfatan y los transformadores sufran daños.

Otro factor a considerar es el aumento poblacional de la congregación, debido que  desde la instalación de la red eléctrica vivían alrededor de 800 personas, mientras que en la actualidad la población ha crecido hasta alcanzar casi 3 mil 500 habitantes.

En el 2010, se documentó el primer fallo importante que dejó a la población sin electricidad durante aproximadamente 36 horas, desde ese año los daños en la infraestructura eran visibles, fue por ello que se realizó la primera petición formal a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que atendiera la infraestructura. Lamentablemente, en esa fecha la compañía eléctrica no brindó jamás una reparación general, solo paliativos por lo que ahora la energía eléctrica ni siquiera se distribuye correctamente en algunos sectores.

Martínez Barahona destacó que la antigua red, no solo abastece a Tonalá, sino también a Punta Gorda, Tortuguero y Cuahtemoczin en Tabasco, comunidades que se ven afectadas periódicamente por los cortes prolongados.

Incluso un informe emitido por la propia CFE en 2021, titulado ´Atención de puntos de riesgo en Tonalá´, indica la necesidad de reemplazar 187 postes que se encuentran en estado precario y presentan riesgo de colapso. 

La red eléctrica requiere una reestructuración completa debido a los daños severos que ha acumulado a lo largo de casi cinco décadas.

El maestro Martínez Barahona, insistió que la red eléctrica en Tonalá ya no cumple con los estándares necesarios para su funcionamiento óptimo, por lo que enfatizó que es importante reemplazarla en su totalidad, ya que los arreglos menores que la CFE ha realizado hasta ahora no garantizan una mejora sostenible en el suministro eléctrico.

-Diariodelistmo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *