A un mes del hallazgo de los cuerpos sin vida de Joselín y David, en un pasillo del mercado La Cuchilla, el caso se encuentra estancado, pues los familiares de las víctimas no han recibido información alguna sobre la detención de los posibles responsables, ni del móvil de los hechos ocurridos en el mencionado tianguis, punto considerado como foco rojo en materia de seguridad y por lo que incluso hubo una propuesta de las autoridades estatales de expropiar la zona, sin que a la fecha, haya acción alguna al respecto.

Pese a la localización de los cadáveres de la pareja el pasado 29 de junio y la confirmación de la identidad de los cuerpos el 13 de julio, el padre de David refirió que, al parecer, horas antes del cateo que llevó a la localización de los restos, las acciones a realizar en el citado mercado se filtraron por los mismos agentes ministeriales, de tal forma que no hubo ni una persona detenida, y hasta ahora todo sigue igual.

El señor Álvaro ha perdido toda fe en las autoridades investigadoras, pues considera que de haber querido, ya desde hace tiempo hubieran detenido a algún sospechoso en la desaparición y asesinato, tanto de su hijo como de su nuera.

Aunque espera que haya justicia para los padres de su nieta, ve muy lejana esa posibilidad, incluso, agradeció el apoyo social que hubo en el caso, pues estima que eso fue lo que ayudó a que las autoridades siguieran buscando y localizaran los cuerpos de Joselín, de 28 años y David, de 29, que ya descansan en el camposanto.

Por su parte, hasta este 31 de julio, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) tampoco había emitido información sobre alguna persona detenida ni avances en la investigación.

Fue el 1 de junio de 2022, cuando Jocelín y David salieron de su domicilio en el infonavit San Bartolo; se dirigieron a la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) Línea 2 donde después de abordar el transporte, se dirigieron al mercado de “La Cuchilla” para comprar juguetes, pero tras ingresar, según la última geolocalización de sus teléfonos celulares, desaparecieron.

La familia de las víctimas, al realizar su propia labor de búsqueda, confirmó con locatarios del multicitado centro comercial que ese día ambos llegaron, compraron y encargaron más mercancía, pues iban a conseguir un disfraz para el festival de su hija, a quien no se llevaron consigo debido a que estaba lloviendo.

Desde entonces, la familia, además de denunciar los hechos, siguieron repartiendo volantes para tratar de ubicar a la pareja, sin que tuvieran éxito alguno; las autoridades ministeriales ya habían realizado diversos operativos por este caso.

El hallazgo de los dos cuerpos ya casi convertidos en osamenta, pero que aún contaban con tejido, ocurrió durante los primeros minutos del pasado 29 junio, luego de que agentes ministeriales acompañados por policías estatales llegaran de nueva cuenta al referido centro de abasto ubicado sobre el bulevar Norte, entre 15 Norte y avenida Héroe de Nacozari.

Para el 13 de julio, por la mañana, la Fiscalía de Puebla confirmó a los familiares de las víctimas que de acuerdo con los exámenes de ADN, los cuerpos hallados en “La Cuchilla” correspondían a los de la mencionada pareja de esposos.

Finalmente, un día después, los restos de las víctimas fueron despedidos y sepultados por los dolientes.

#Elsoldepuebla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *