Gudelia, la mujer que fue herida de bala presuntamente por su expareja sentimental, ataque en el que el sujeto habría asesinado a su hijastra de 13 añoscontinúa hospitalizada y esperando donadores de sangre; su familia exige justicia y la pronta detención del sospechoso, un taxista del municipio de San Jerónimo Xayacatlán.

“Para todas aquellas buenas personas, de antemano les agradezco con el corazón por la ayuda y el interés por la salud de mi hermana Gudelia Martínez; yo sé que Dios en su infinito amor les recompensará. Solo les hago saber los requisitos que requiere un donante, la CURP de la paciente se les facilitará en el lugar, pido mil disculpas si han enfrentado algún inconveniente”, es el mensaje más reciente con el que la hermana de Gudelia ha agradecido a todas aquellas personas que se han acercado a donar sangre para la pronta recuperación de la mujer de 42 años.

La víctima aún se encuentra luchando por su vida al interior del Hospital de Acatlán de Osorio, mientras que el presunto responsable, Dámaso N, de 40 años, sigue prófugo de la justicia, situación por la que la familia de la lesionada y de la pequeña asesinada, exige justicia.

Incluso, a través de redes sociales ya circula la fotografía del acusado, quien al igual que su expareja sentimental, Gudelia, es originario del municipio de San Jerónimo Xayacatlán.

El caso ha generado indignación en la sociedad e incluso usuarios de redes sociales han expresado sus condolencias a la familia y el deseo de que pronto el presunto responsable caiga en manos de la justicia.

La hermana de Gudelia también dedicó un mensaje al taxista sospechoso, pues señaló que con el asesinato de Vanessa de 13 años, egresada de la Telesecundaria Vicente Guerrero, no solo se mató a una persona inocente, sino también metas, sueños e ilusiones que la menor tenía por cumplir.

“No sé si un día verás este mensaje, tampoco sé si te importe leerlo o despierte algún sentimiento en ti, sólo quiero que sepas que no sólo asesinaste a una persona inocente, sino también asesinaste sueños, metas e ilusiones; solo le pido a Dios que ni tú, ni tu familia sientan este dolor y este sufrimiento que estamos sintiendo ahora por la pérdida de una pequeña que aún no vivía lo suficiente como para que le truncaras de esa manera su vida, de una niña que recién empezaba a soñar. Si la justicia de los hombres no te llega, que sea la justicia divina de Dios la que te alcance por lo que hiciste. #justiciapornuestraniña” posteó ante el caso la tía de Vanessa, quien recibió un impacto de bala en la cara.

Aunque también en redes sociales circuló una ficha con la fotografía del supuesto asesino, en la cual incluso se ofrecía una recompensa de 100 mil pesos, la hermana de Gudelia aseguró que tal ofrecimiento de recompensa es falsa, sin embargo, sí se busca al presunto culpable e incluso se teme que salga del país y se refugie en los Estados Unidos, donde contaría con familiares.

Es así como se espera que pronto las autoridades ministeriales puedan dar con el paradero de Dámaso y que el estado de salud de Gudelia mejore para que rinda al cien por ciento su declaración sobre los hechos ocurridos en Totoltepec de Guerrero, ya en los límites de Oaxaca con Acatlán de Osorio.

ESPERABAN EL TRANSPORTE PÚBLICO PARA REGRESAR A CASA

Como en su momento se dio a conocer, los hechos se registraron la noche del pasado 20 de mayo, cuando Gudelia, de 42 años y su hija Vanessa, de 13, esperaban el transporte público para regresar a su casa en el municipio de San Jerónimo Xayacatlán.

En ese instante, según los informes policiacos, Dámaso, pasó por el lugar en su taxi y les ofreció llevarlas a su casa; Gudelia, quien se había separado de él apenas quince días antes derivado de algunas situaciones de violencia, aceptó.

Según fuentes policiacas, durante el trayecto, se registró una discusión en un punto ubicado entre la comunidad de Santa Cruz Nuevo y el municipio de Totoltepec de Guerrero, donde el sujeto les gritó que se bajaran.

Cuando lo hacían madre e hija, según la fuente consultada, el sujeto sacó de entre su asiento un arma de fuego y les disparó a las dos mujeres, matando a la niña de 13 años e hiriendo a la madre con seis impactos de bala.

El sujeto escapó mientras Vanessa terminó muerta y Gudelia fue llevada al Hospital General de Acatlán de Osorio.

#Elsoldepuebla

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *