El hallazgo fue en la selva alta de Perú; se trata del ‘Osteocephalus vasquezi’ una nueva especie de rana arbórea perteneciente al género ‘Osteocephalus’.

Una nueva especie de rana que habita la selva alta de Perú y que vive a más de mil metros de altura fue descubierta en el Parque Nacional Yanachaga Chemillén, confirmó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), adscrito al Ministerio del Ambiente.

Se trata del “Osteocephalus vasquezi”, una nueva especie de rana arbórea de lomo espinoso perteneciente al género “Osteocephalus”, que agrupa alrededor de 30 especies conocidas que se encuentran ampliamente distribuidas en la cuenca del Amazonas y que vienen siendo descritas en los últimos años.

“De acuerdo a nuestro registro, en el parque hay 95 especies de anfibios, de los cuales 30 especies son endémicas de la zona. Ahora, con esta nueva especie, la cifra se incrementa a 96″, indicó la jefa del Parque Nacional Yanachaga Chemillén, Salomé Antezano.

Aporte de Perú al mundo

Este parque, ubicado en la provincia Oxapampa, en el departamento Pasco, tiene un área de conservación de más del 92%, una riqueza y diversidad, que según su directora, permite que se puedan dar la presencia de nuevas especies que constituyen un aporte “de Perú al mundo”.

Esta nueva especie puede distinguirse “por tener un vientre color crema o bronceado cremoso con un patrón bien definido de manchas y motas marrón chocolate y su renacuajo presenta una boca muy grande y está adaptado a la vida en aguas torrentosas”.

Según la investigación, esta es la especie hermana del Osteocephalus mimeticus, endémica de los Andes peruanos y que habita en los bosques tropicales montanos, y según el árbol de tiempo de la investigación, el Osteocephalus vasquezi se separó de su especie hermana a principios del Pleistoceno, hace unos 2.5 millones de años.

El hallazgo fue dedicado al profesor Pedro Vásquez, pionero del manejo de fauna silvestre en el Perú, y fue hallada específicamente en el sector de Quebrada Honda en las cercanías al puesto de vigilancia y control Huampal, en la provincia Oxapampa.

Habita el ecosistema de bosque premontano de la Cordillera del Yanachaga en los Andes centrales de Perú, en elevaciones entre los mil y mil 150 metros de altitud.

De acuerdo a las investigaciones que se realizan dentro del ámbito, el Parque Nacional Yanachaga Chemillén se considera “un punto caliente” para el descubrimiento de especies nuevas.

Este se dio dentro del estudio de los investigadores Pablo Venegas, Luis García-Ayachi, Eduardo Toral, José Malqui y Santiago Ron, de instituciones como Rainforest Partnership, el Instituto Peruano de Herpetología y el Museo de Zoología de la Escuela de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, junto con el apoyo del Sernanp.

“En Sernanp venimos promoviendo investigaciones dentro de las áreas naturales protegidas desde 2015 de manera gratuita y otorgando facilidades, traslado, refugio y ayuda de expertos, además de trabajar el cambio de mentalidad en la población porque fuera del área natural está la posibilidad de ampliar la frontera agrícola”, advirtió Antezano.

Esta probabilidad de que se expandan los cultivos cercanos al Parque Nacional sería un factor que perjudicaría a las especies, pero si estas se encuentran dentro del territorio protegido, de alguna manera se garantiza su conservación.

“Promover las investigaciones de manera gratuita puede hacer que este numero de especies pueda irse incrementando. Lo que es un aporte para la ciencia, y para nosotros como gestores de áreas naturales protegidas supone tener datos que ayudan a tomar mejores decisiones de gestión y a la vez acercar a la población tareas de conservación a través de la educación”, concluyó Antezano. (EFE)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *