La SRE señaló que esta medida pretende detener el flujo de personas migrantes mediante su criminalización, fomentando la separación de familias y discriminación.

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, reiteró su firme reprobación hacia la entrada en vigor de la ley SB4 en Texas. Esta legislación, cuyo propósito es detener el flujo migratorio mediante su criminalización, incita a la separación de familias, fomenta la discriminación y el perfilamiento racial, vulnerando así los derechos humanos de la comunidad migrante.

Desde su debate en el seno legislativo de Texas el año pasado, México ha expresado su enérgico rechazo a cualquier medida que habilite a las autoridades estatales o locales para llevar a cabo labores de control migratorio, así como detener y repatriar a personas, tanto nacionales como extranjeras, a territorio mexicano.

Por lo que el gobierno federal ratifica su compromiso con el respeto a los derechos humanos y condena cualquier acción que atente contra la dignidad y la integridad de las personas migrantes, así como contra el principio de unidad familiar.

Como parte de las acciones para velar por los intereses de México y de sus nacionales en EE. UU., el Gobierno de México participará como Amigo de la Corte ante la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito ubicada en Nueva Orleans, Luisiana, para acercar información relevante sobre el impacto que dicha ley tendrá en la comunidad mexicana y/o mexicoamericana, así como su efecto en  las relaciones entre México y Estados Unidos.

México históricamente ha participado de manera determinante como Amigo de la Corte en otros litigios contra leyes antiinmigrantes. Por ejemplo, contra la ley SB1070 de Arizona, en 2010; HB 56 de Alabama, en 2011; o SB4 de Texas, en 2017.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *