La JIFE señala que la tasa de homicidios en México se mantiene en los niveles de 2021, a consecuencia de la producción y tráfico de drogas.

Según la Junta Internacional de Control de Narcóticos (JIFE), indicó que la fabricación y el tráfico de drogas contribuyen a que México mantenga altos índices de violencia y homicidios.

No obstante, de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el informe anual de la JIFE para 2023 muestra que se espera que la tasa de homicidios en México se mantenga en los niveles de 2021 en más de 28 por cada 100.000 habitantes. A pesar de que la tasa de asesinatos de corte intencional ha disminuido ligeramente.

De igual manera, se ha registrado en el país un aumento de los delitos relacionados con las drogas. Tan solo en 2021, los cargos penales contra adolescentes representaron 14.4 por ciento del total, siendo el tercer tipo de delito más común en dicho grupo etáreo.

La posesión simple de sustancias fiscalizadas, en especial cannabis y metanfetamina, fue el delito más común cometido por menores de edad.

Por otra parte, el Observatorio Mexicano de Salud Mental y Consumo de Drogas apunta a que entre 2017 y 2022 el consumo de metanfetamina, éxtasis y estimulantes aumentó 218 por ciento.

Y en 2023 se detectó que una de cada cinco personas de entre 12 y 75 años de edad había consumido cannabis alguna vez en su vida.

Entre las principales razones se encontraron mejorar el sueño y rendimiento, reducir el estrés, socializar y experimentar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *