Johaly, una usuaria de Facebook, denunció en su perfil de esta red social su desafortunada experiencia al viajar con su mascota en los autobuses de la empresa ADO.

En la publicación, Johaly describe que ver a su mascota muerta en el maletero del autobús fue una de las experiencias más horribles que ha vivido, ya que ella, como muchos, consideraba a su peludo un integrante importante de la familia.

“Mi último viaje con ustedes fue el más horrible que haya experimentado. Al abrir el maletero y ver a mi pequeño sin señales de vida, por más que le llamaba, por más palabras que le decía ya no se movía”, expresa la dueña de Perri.

La joven señaló que no era la primera vez que viajaba con Perri en ADO, sin embargo, mencionó que nunca se sintió cómoda al dejar a Perri en el maletero durante el viaje.

“Más de una vez he viajado con ustedes y me topaba con la incomodidad de dejar a Perri en el maletero. Con tristeza, pero resignada lo depositaba en su cajita transportadora y lo documentaba. Siempre, en cada parada que hacían, bajaba a ver como estaba, siempre pendiente de él. Debo decir que uno que otro conductor se portó amable, pero esta vez no fue así”.

La dueña de Perri relata que desde que inició su viaje desde Tenosique con destino a Villahermosa a bordo de la unidad 5572, el encargado de acomodar las maletas hizo caso omiso de sus peticiones.

“El joven simplemente nos ignoró a mi mamá y a mí y hasta nos dijo que para que uno viajaba con animales»

Perri murió en el maletero del autobús 5722 por falta de oxígeno. Casi al terminar, Johaly escribe que ya nada de lo que haga o escriba le regresara a su perrito, pero que espera que la empresa ADO modifique sus protocolos para mascotas, porque no quiere que nadie más pase por su situación.

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Faby0331%2Fposts%2F4063758643673070&show_text=true&width=500

“Cuento mi experiencia con la intención de que esto no le ocurra a nadie más, que no se hagan chiquit@s como yo y exijan que sus mascotas viajen, dignamente o al menos que estén en un lugar con suficiente oxigenación. A mi querido perri, todo mi agradecimiento y amor”, finaliza la joven.

El caso de Perri no es aislado, en octubre del 2020 otro caso relacionado con viajes con mascotas se hizo viral, cuando la dueña de Miel, una gatita negra también denunció por redes sociales a la aerolínea VivaAerobus por haber perdido a su mascota.

En este caso, las dueñas de Miel pagaron el boleto especial para qué les permitirán viajar con su mascota en el área de pasajeros, sin embargo no les fue permitido porque la transportadora era muy “alta”. Cuando el vuelo llegó a su destino solo entregaron la transportará vacía, presuntamente la Miel escapó al momento de bajarla del avión y los trabajadores no intentaron detenerla por miedo a que los atacara. La aerolínea no se hizo responsable.

Un caso similar ocurrió en abril del 2020, cuando la aerolínea Interjet extravió a Aerys, un gato de 4 años. De acuerdo con el relato de su dueño, existieron dos versiones. Primero le informaron que la transportadora se había caído, lo que provocó que la caja transportadora se abriera y el gato pudiera escapar.

Lo último que le dijeron al dueño de Aerys fue que su gato se había caído dentro del escáner de rayos X, lo que había provocado su muerte, pero que por protocolos del aeropuerto no podían entregarle el cuerpo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *