Orizaba, Ver.- Aunque gracias al apoyo de su mamá, Pedro Antonio Ramos García se pudo asumir como gay a temprana edad, sabe que no para todos es igual, pues aunque la familia debería ser la primera en dar un respaldo, muchos sufren rechazo.

“Hay personas que viven con el miedo de poder expresar lo que es su orientación”, reconoció el activista.

Comentó que hace siete años conoció a los integrantes del Colectivo Igualdad Orizaba y se sumó con ellos, por lo que desde entonces ha asistido a marchas y congresos.

Desde ahí se busca apoyar a quienes tienen algún problema para demostrarles que no están solos y que con lo que se ha ido avanzando, hacerles valer sus derechos y cuidarlos.

Consideró que se ha avanzado en la aceptación de quienes tienen preferencias sexuales diferentes pues antes era muy complicado por la educación machista en los hogares.

“Hoy ha ido cambiando esto, desde una educación básica en una escuela, en alguna charla de amigos e incluso en charlas familiares se habla sobre la diversidad sexual”.

Agregó que hoy hay empatía hacia este sector de la población y muchos ven que más allá de sus preferencias son seres humanos y tienen que respetarse por ello, no poner etiquetas.

Pedro Antonio indicó que lo más difícil es que una persona homosexual se acepta como es y luego lo que se llama “salir del clóset”, porque les da miedo el rechazo, por eso es bonito cuando la familia entiende y apoya.

Llamó también a quienes son seropositivos a que no sientan temor y que no piensen que los sueños se termina y su vida se arruinó, pero actualmente la situación ya no es así y hay lugares en donde se les puede ayudar.

Consideró que lo peor es tener miedo, pero éste ciega e impide expresarse libremente, por lo que invitó a no temer.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *