Seis empleados (cuatro mujeres y dos hombres) del establecimiento ‘Black Royce’, ubicado en Naucalpan, Estado de México, fueron vinculados a proceso por el asesinato del empresario Íñigo Arenas


Después de 16 horas de audiencia inicial en la sala 10 de juicios orales del penal de Barrientos, en el Estado de México, fue dictado auto de vinculación a proceso a los 6 trabajadores del Bar Black Royce, imputados por la muerte del empresario Íñigo Arenas.

Durante horas, un fiscal, un agente del Ministerio Público y un asesor legal, todos en representación de los derechos de la víctima: el empresario Íñigo Arenas, buscaron que la jueza de la causa vinculara a proceso a los seis trabajadores del bar Black Royce: Aritzi Abril “N”, Ana Karen “N”, Cecilia “N”, Ana Karen “N”, Eduardo “N” y Carlos Daniel “N”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *