Se prevé que el consumo aumente y los precios se mantengan estables durante este año.

Durante 2023, en México aumentó el consumo de carne en un 4.9 por ciento, comparado con 2022. Esto debido a mayores ingresos por el incremento del salario mínimo, las remesas y las transferencias por apoyos del gobierno, según Ernesto Hermosillo Seyffert, presidente del Consejo Mexicano de la Carne (ComeCarne).

En una conferencia de prensa, el titular del organismo  reveló que en 2023 se consumieron 10 millones 317 mil toneladas de carne en México, mientras que en 2022 fueron 9 millones 840 mil toneladas.

De acuerdo con Seyffert, se prevé que el consumo disminuya un 3.2 por ciento, dado que el aumento de 2023 fue “atípicamente bueno”. Sin embargo, debido a ello y a las condiciones actuales del país, es posible que los precios al público se mantengan estables.

“Si no hay factores extraordinarios como que se dispare el tipo de cambio, que incrementen de manera desproporcionada los precios de los granos, que haya otro conflicto armado, o cualquier otro factor interno o externo que afecte las cadenas de producción, podemos señalar que este año el precio de la carne permanecerá igual”, afirmó.

Asimismo, el presidente del ComeCarne –quien abandonará el puesto a mediados de febrereo-, puntualizó la preocupación porque la producción de carne en el país no va en equilibrio con el consumo de la población.

Según datos del organismo, en 2023 se produjeron 8 millones de toneladas de carne (bovino, cerdo y pollo, principalmente), un aumento de sólo 2.4 por ciento frente a las 7 millones 814 mil toneladas producidas en 2022.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *