Cinco funcionarios de la terminal marítima de Pajaritos fueron sancionados tras la contratación irregular y el asesinato del trabajador, Williams Luria Guzmán; al capitán Leobardo Díaz Aguirre, encargado de los remolcadores de Pemex, se le rescindió su contrato.

Williams Luria Guzmán desapareció dentro de las instalaciones de la Terminal Marítima de Pajaritos el pasado 8 de febrero, había sido contratado de manera irregular para cuidar el remolcador 397; tras una larga búsqueda su cuerpo apareció varios días después en una zona de mangle, dentro de la misma laguna.

Por este caso, la familia del trabajador ha exigido que se investigue su muerte, ya que hay versiones de que fue asesinado y otros que señalan que tuvo un accidente.

De confirmarse esta versión, sería el segundo trabajador asesinado dentro de las instalaciones de Pemex. En julio del 2021, fue encontrada muerta dentro de un contendor de la basura del complejo petroquímico Morelos, Noelia Aguilar. Por este asesinato fue detenido un compañero de trabajo.

Este caso reveló que ingresaba a la terminal personal que cubría guardias para personas activas y que había una nómina externa que Pemex no ha aclarado.

Tras un estudio realizado por la Coordinación de Protección de la Terminal, el titular Jesús Rodríguez, emitió un oficio donde se notifica a los trabajadores involucrados sobre sus sanciones.

Pedro Iván Morteo Conde no fue aceptado ya en el servicio de esa terminal y a los capitanes Paul Omar Ramírez Alonso y Rafael de los Mares Ciceña Ramos, se les aplicará una sanción disciplinaria de ocho días.

Al capitán de altura, Leobardo Díaz Aguirre, y Selvia Estela Ríos Pastrano se les rescindió su contrato laboral, todos fueron noticiados por oficio para aplicarse este 16 de marzo.

Pemex no ha especificado cuál es el nivel de responsabilidad de los funcionarios en este caso

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *