Luis Arturo, quien arrojó a Celia a las vías del Metro Hidalgo, sufría depresión y era víctima de bullying, de acuerdo con la investigación del caso


La Ciudad de México se vio sorprendida por la muerte de dos jóvenes en las vías del Metro Hidalgo de la Línea 2 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro. Uno de los detalles que mayor sorpresa causó es que Celia Atriano, de 19 años de edad, no tenía relación alguna con Luis Arturo Zúñiga Ruiz, quien la arrojó a las vías al paso del convoy.

Las razones que llevaron al joven a realizar este ataque y posteriormente acabar con su vida fueron la depresión y el resentimiento que tenía contra una mujer que supuestamente lo despreció.

De acuerdo con la carpeta de investigación del caso, en la que se aborda como feminicidio la muerte de CeliaLuis Arturo trabajaba en una fábrica. El día de los hechos, el hombre fue enviado a su casa porque tenía aliento alcohólico. Ya en su domicilio, el joven tuvo una discusión con su madre, en la que advirtió que «sería la última vez que lo verían».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *