El caso del periodista Moisés Sánchez Cerezo es uno de los más emblemáticos de la violencia contra los comunicadores en México, especialmente en el estado de Veracruz. La cronología de los hechos es la siguiente:

El 2 de enero de 2015, Moisés Sánchez Cerezo, director del periódico local La Unión, es secuestrado de su casa en el municipio de Medellín de Bravo, Veracruz.

El 5 de enero, un grupo de personas se manifiesta en Xalapa, la capital del estado, exigiendo la aparición con vida del periodista.

El 11 de enero, las autoridades encuentran un cuerpo decapitado en el municipio de Manlio Fabio Altamirano, cerca de Medellín de Bravo. A pesar de la falta de confirmación oficial, se presume que se trata de Moisés Sánchez Cerezo.

El 13 de enero, la Fiscalía del Estado de Veracruz anuncia la detención de cinco personas por su presunta participación en el secuestro y asesinato del periodista. Entre los detenidos se encuentra el entonces alcalde de Medellín de Bravo, Omar Cruz Reyes.

El 19 de enero, se lleva a cabo un homenaje en memoria de Moisés Sánchez Cerezo en la Ciudad de México, al que acuden periodistas, activistas y personalidades de la cultura.

En febrero de 2015, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emite una recomendación al Gobierno de Veracruz por su falta de actuación en el caso de Moisés Sánchez Cerezo y su falta de protección a periodistas en general.

En marzo de 2015, la organización Artículo 19 presenta un informe que concluye que la investigación del caso de Moisés Sánchez Cerezo fue negligente y deficiente.

En mayo de 2016, el entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte, es detenido por delitos de corrupción. El caso de Moisés Sánchez Cerezo es mencionado como uno de los ejemplos de la violencia y la impunidad que caracterizaron su gobierno.

En agosto de 2019, la Fiscalía General del Estado de Veracruz anuncia que ha detenido a otros dos presuntos implicados en el caso de Moisés Sánchez Cerezo, uno de los cuales era jefe de escoltas del alcalde de Medellín de Bravo en el momento del secuestro.

En septiembre de 2020, uno de los detenidos en el caso de Moisés Sánchez Cerezo es sentenciado a 25 años de prisión por el delito de secuestro. Los otros acusados continúan en espera de juicio.

El 24 de enero de 2023, Jorge Sánchez acudió a la conferencia mañanera de Andrés Manuel López Obrador, a quien cuestionó por la impunidad del homicidio de su padre a 8 años del crimen.

El 30 de marzo de 2023, detuvieron en Coatepec a Luigi Heriberto N, presunto asesino de Moisés y expolicía municipal de Medellín.

#Diariodelistmo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *