Chiapas concentra la mayor cantidad de demarcaciones sin festejos con siete, le sigue Guerrero con dos

Autoridades cancelaron la ceremonia del Grito de Independencia en 12 municipios de cinco estados de la República debido a la inseguridad y el clima de violencia que genera la delincuencia organizada. Las cancelaciones se dieron en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán e Hidalgo.Chiapas concentra la mayor cantidad de municipios que se quedaron sin festejos, con siete, principalmente en la zona fronteriza con Guatemala.

En Altamirano, en la zona central de Chiapas, la suspensión de las Fiestas patrias se debe al conflicto entre grupos afines al gobierno municipal y opositores que exigen obras. La disputa generó bloqueos carreteros desde hace días en las tres principales vías de comunicación de la zona que conectan con San Cristóbal, Comitán y Ocosingo.Ejidatarios de ese municipio indicaron que los bloqueos continuarán y que permanecerá cerrado el acceso principal de la presidencia municipal para evitar que quienes conforman el Consejo Municipal ingresen. La violencia entre estos grupos provocó incluso la suspensión de clases en algunas escuelas del municipio.

En Guerrero, las fiestas no se llevarán a cabo en los municipios de Leonardo Bravo y Tierra Colorada (Juan R. Escudero). La entidad atraviesa por problemas de seguridad en varios municipios que incluyen enfrentamientos, extorsiones a transportistas, bloqueos y robos carreteros, así como el asesinato de funcionarios.

Apenas el pasado martes asesinaron al delegado de la Fiscalía General de la República (FGR) en Guerrero, Fernando García Fernández, y tres días antes, mataron al fiscal regional del estado en Tierra Caliente, Víctor Manuel Salas Cuadras.En el caso de Oaxaca, la suspensión de las fiestas en la comunidad de Palomares, municipio de Matías Romero se debe a las amenazas hechas en redes sociales contra empresas del transporte urbano y comercios por parte de la delincuencia organizada.El pasado 8 de septiembre sujetos armados dispararon contra un autobús de la línea Sur en la carretera transístmica, en el tramo Matías Romero-Juchitán de Zaragoza; un pasajero resultó herido en un tobillo por uno de los proyectiles.

Los transportistas suspendieron labores tras el ataque y la Fiscalía General del Estado instrumentó un operativo con el apoyo de laGuardia Nacional en dicha carretera para que se reactivara el servicio, sin embargo, debido a las amenazas, en algunos planteles educativos también están suspendidas las clases.Otras localidades como San Juan Guichicovi, Santa María Petapa, Santo Domingo Petapa y el Barrio de la Soledad también viven las amenazas del crimen organizado, que advirtió con quemar unidades del transporte.

En Michoacán no habrá festejo en la comunidad de La Ruana —cuyo nombre oficial es Felipe Carrillo Puerto— en el municipio de Buenavista Tomatlán.Desde el pasado fin de semana se han registrado al menos cuatro ataques con drones en la comunidad, donde a finales de junio pasado fue asesinado Hipolito Mora, exlíder de los grupos de autodefensa que enfrentaron al crimen organizado en el estado durante la década pasada.

Además, los productores de limón de la zona son víctimas de las extorsiones por parte del crimen organizado, quienes cobran por sembrar, cultivar y empacar el producto y se quedan con un porcentaje de este.Sergio Báez Torres, presidente municipal de Buenavista Tomatlán señaló que la indicación del gobierno del estado es la de restringir las actividades en La Ruana, donde tampoco habrá desfile el 16 de septiembre ni verbena popular.

El alcalde confirmó que desde el lunes pasado las clases del nivel básico en La Ruana fueron suspendidas a pesar de que los docentes sí se presentaron a las escuelas. “Los padres de familia determinaron no mandar a sus hijos a las clases por seguridad, debido a la situación de violencia que se ha presentado”, admitió.

En Michoacán, el 15 de septiembre de 2008 dos granadas de mano explotaron en plena verbena, dejando ocho personas muertas y casi un centenar de heridos.Zacualtipán, en el estado de Hidalgo, es otra demarcación que se queda sin festejos debido al conflicto social que arrastran desde el 1 de agosto, cuando habitantes protestaron frente al Ayuntamiento por el fallecimiento de una persona de la tercera edad que supuestamente fue golpeada por elementos policiacos quienes lo acusaron de cometer una falta administrativa.

Los habitantes de Zacualtipán quemaron patrullas y camionetas del DIF Municipal, incendiaron papelería y muebles al interior de ese recinto e intentaron quemar la casa del alcalde, Edgar Moreno Gayoso, el cual fue captado en video tratando de huir a través de una barda por la parte trasera del inmueble.

En municipios de Tamaulipas y Estado de México también se suspendieron actividades relacionadas con las fiestas patrias, pero por motivos ajenos a la inseguridad.En Tamaulipas, el conflicto laboral entre la sección 3 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el gobierno del estado obligó a la suspensión de los desfiles del 16 de septiembre en Ciudad Victoria, Tampico, Madero y Altamira.

Incluso, debido a la ocupación de la plaza del Palacio de Gobierno en Ciudad Victoria, el gobernador Américo Villarreal Anaya podría encabezar la ceremonia del Grito en una sede alterna, dio a conocer Héctor Villegas González, Secretario General de Gobierno.En el Estado de México, los municipios de Tepetlixpa y Atlautla se sumaron a la cancelación del tradicional desfile cívico militar del 16 de septiembre ante la constante caída de ceniza del volcán Popocatépetl. Con información de Editoras OEM

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *