sandra-cuevas-autoestima-amor

No le recomendamos que use Tinder…

La alcaldesa de la delegación Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, se aventó una loa a la autoestima y parece que no hay límites para lo que esa mujer puede hacer.

Cuevas aseguró que “de no ser Sandra Cuevas, ella amaría a Sandra Cuevas”, haciendo ver pequeño al mismísimo Paco Stanley y su himno “¡Qué lindo soy, qué bonito soy!”, que por muchos años marcó el punto más alto de megalomanía.

“Yo estoy enamorada de Sandra Cuevas… así ustedes: ¡ámense!”, agrega la polémica política ante un grupo de ciudadanas que tal vez estaban tomando nota del amor propio en los tiempos del ego.

Lo más gracioso del asunto es que además de confirmar que ha leído varias veces “El Monje que vendió su Ferrari”, Cuevas pronuncia en el menos 8 ocasiones su propio nombre como cuando nos dejaban hacer planas en la primaria, etapa en la que ella se quedó estancada y que ahora la saca a relucir en su actividad política.

Sandra Cuevas escribirá un libro titulado “la importancia de llamarse Sandra Cuevas”

“Y por ustedes mismos, más que al novio, porque el novio luego se encuentra a cualquier peluda y se va”, aúna Sandrita confirmando qué fue lo que le pasó en alguna etapa de su juventud que tanto daño le hizo,.

Hasta el momento, ninguna de las presentes ha dado su opinión sobre lo que significó semejante iluminación y lección de autoestima, pero estamos seguros que en los próximos días veremos gente caminando con el pecho en alto por toda la delegación Cuauhtémoc.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *