Orizaba, Ver.- El alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, consideró que tras el anuncio de la eliminación de la caseta de Fortín sigue el proceso administrativo y de logística para redistribuir el cobro por el uso de la autopista, entre las garitas de Esperanza, Puebla y Cuitláhuac. 

Asimismo, aseguró que esta medida detonará la actividad comercial, industrial y de servicios en la zona centro del estado.

“Tenemos entendido que el gobierno federal, ya trabaja en el proceso de logística y administrativo, para tener un planteamiento con el cual se va redistribuir el cobro que se hace en Fortín, para que se traslade a los municipios de Cuitláhuac y a Esperanza en el estado de Puebla que son las casetas más próximas a la zona”, comentó.

Dijo que esta acción se propuso hace casi tres décadas por parte de los empresarios de la época. Detalló que así se agilizará el flujo vehicular en la autopista y con ello la actividad comercial, industrial y de servicios se mejorará, y ya no habrá ese impedimento que afectaba los intercambios que hay entre ambas ciudades.

“Vemos que hay un beneficio amplio en la actividad comercial, pero además Orizaba ya se convirtió en uno de los atractivos turísticos del estado y sin la caseta la llegada de turistas nacionales y extranjeros va a (aumentar). El beneficio va a ser mayor. La zona se va confirmar como una metrópoli, como ya lo es, pero teníamos ahí el muro que nos separaba y eso nos impedía crecer. Vamos a tener mejores condiciones en todos los sentidos”.

Insistió en que sin duda es un logro de quienes desde hace 36 años plantearon esa necesidad, porque representa todavía un muro económico entre Orizaba y Córdoba además de las zonas conurbadas que se encuentran a los alrededores de ambas ciudades.

El alcalde orizabeño recordó que uno de los personajes que influyó en este proceso es José Luis Palomares, director jurídico de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), que presentó estudios para mostrar los beneficios económicos, de turismo y social de suprimir el peaje en Fortín y se encargó de gestionar y a la vez de apoyar las propuestas que en determinado momento se presentaron para alcanzar el objetivo que todo indica que se cumplirá en breve.

“Tenemos conocimiento que ya están haciendo los estudios, para el traslado de las cuotas que se pagan en la caseta sin que haya afectaciones a los ingresos económicos del gobierno federal pero tampoco que se continúe dañando las condiciones financieras de empresarios, comerciantes y de la población que día a día deben de realizar actividades en ambas ciudades”, concluyó

#Lajornadaveracruz

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *