A pocos días de las esperadas festividades patronales, la protesta se apoderó de la congregación de Las Barrillas, donde sus habitantes tomaron medidas extremas para exigir la urgente rehabilitación de la carretera que sirve como vía de acceso a esta comunidad.

Desde las primeras luces del alba, una escena inusual se desplegó en las calles. 

Los lugareños, movidos por una creciente insatisfacción, llevaron a cabo una manifestación que bloqueó el paso, un grito de hartazgo por sentirse relegados a pesar de ser uno de los centros turísticos más atractivos de Coatzacoalcos.

«Las calles están pésimas, los baches, han habido accidentes y no nos voltean a ver, ahorita vienen las fiestas patronales y mire las calles, los espacios están en malas condiciones», expusieron los habitantes de la congregación.  

Relataron que durante semanas les han prometido la tan necesaria rehabilitación de la carretera, sin embargo, hasta la fecha, estas promesas han quedado en un vacío.

Mientras tanto, los señalamientos también apuntan hacia la compañía responsable de la obra del Gasoducto Marino, a la que se le confió la labor de mantenimiento de esta arteria vital. 

Pero como cuentos inacabados, esas promesas también se han desvanecido en el aire.

«Ya tenemos más de un año con la carretera así, también le pedimos al propietario de la gasera que cumpla con su compromiso, los que están instalando un ducto, también ellos dijeron que iban a darle mantenimiento a la carretera y hasta ahorita no lo han hecho»´ comentó.  

Las demandas atrajeron la atención de los representantes de las autoridades gubernamentales. Estos intermediarios se reunieron con los pobladores, quienes no cedieron en su bloqueo hasta que las máquinas de rehabilitación inicien su tarea.

Andrés Rosaldo, el Secretario de Gobernación, atendió directamente las quejas de los vecinos. 

Finalmente, un comité de residentes se sentó a la mesa con Patricia Islas Sister, Directora de Obras Públicas del Ayuntamiento local, para encontrar una solución.

Al término de una negociación intensa, ambas partes llegaron a un acuerdo. 

El Ayuntamiento asumió la responsabilidad de no solo rehabilitar la carretera, sino también de realizar chapeo y pintura en las guarniciones y banquetas, mejorar las calles en mal estado y aumentar la frecuencia de recolección de basura en la comunidad, ya que en la actualidad solo se efectúa una vez a la semana.

#Imagendelgolfo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *