El espacio que se había ganado mediante estudios y muchos esfuerzos, se perdió al no poder entregar en tiempo y forma el documento conocido como carta de buena conducta.

La estudiante de 14 años de edad, quien había salido con buenas calificaciones de la Escuela Secundaria Técnica 19, hizo su examen para el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) número 85, donde logró pasarlo para ser aceptada en el grupo M del turno vespertino en la especialidad de técnico y laboratorista químico.

Para ello le informaron que para confirmar el ingreso, su mamá, papá o tutor legal debería realizar el segundo proceso de inscripción durante la segunda semana de agosto del 2023.

Por tal motivo tenía que esta pendiente de la página oficial del CBTIS 85 en Facebook, donde el proceso tenía una duración estimada de dos horas, por lo que se le solicitaba acudir de manera puntual.

Doña Cintia Lucero García, mamá de la menor que había logrado su pase, señaló que cubrió la cantidad de 1800 pesos por lago de la inscripción, pero no contaban con la carta de buena conducta, ya que por su trabajo no logró acudir a recogerlo a la institución educativa.

El día 11 que fueron a realizar la inscripción, pero le dijeron que si no traía la documentación completa, que mejor no perdiera el tiempo, sin darle opción alguna para solucionarlo.

De acuerdo a lo señalado por doña Cintia Lucero, no le fue posible salir de su trabajo para acudir a buscar la carta de buena conducta, siendo por ello que cuando se presentó, le indicaron que tendría que hacerlo hasta el 27 que volvían de vacaciones.

«Cuando acudimos a la escuela, nos dijeron que ya no había lugar, que ya no había espacio, nosotros no pedíamos espacio, sólo que se respetara el lugar que se había obtenido mediante el estudio y esfuerzo de mi hija, cosa que no hicieron», refirió la mamá de la menor.

«No se vale eso que hacen, no saben lo que se tiene que pasar, no dan opción a nada, por lo que es verdaderamente injusto lo que hacen, ya que nos dijeron que estaban llenos los salones con 55 alumnos«, mencionó la señora García.

Buscaron por todos los medios posibles, e incluso refirió ser maltratada por el director del CBTIS quien se dirigió a ella de una manera no propia cuando le mencionaron lo de la carta.

Ahora tendrán que hacer otras gestiones para buscar un espacio, donde por fortuna algunas autoridades han intervenido para ello en otros planteles educativos, donde estudiará la preparatoria.

De acuerdo a lo referido por doña Cintia Lucero García, le devolverían el dinero que había cubierto por la inscripción de su hija, pero lo que más le molesta es la actitud que tuvieron en torno al caso.

Se logró saber que fueron cuatro casos donde los padres de familia no lograron llegar a tiempo para recoger la carta de buena conducta de sus hijos, por lo que quienes siguen adelante en sus estudios, tuvieron que buscar una manera de encontrar un lugar.

#Diariodelistmo

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *